martes, 30 de junio de 2015

Incendio provocado en el Arroyo de Butarque

Es una pena que el barrio esté todo un año esperando la llegada de las fiestas de San Fortunato y éstas se vean empañadas por un suceso tan trágico como un incendio. Desde luego un mal final para las fiestas 2015, y máxime cuando se ha descubierto que este incendio parece haber sido provocado.

El incendio se provocó el domingo por la mañana mientras cerca de millar y medio de vecinos del barrio se encontraban en la romería en el parque de Butarque, al lado de dónde comenzaron las llamas. Todos ellos tuvieron que ser desalojados y, aunque no hay que lamentar víctimas hay que pensar que podría haber sido una verdadera catástrofe si no llega a ser por la acción rápida de los vecinos y de las dotaciones de bomberos que se presentaron de manera inmediata.



Hasta tres dotaciones completas y dos helicópteros anti incendios participaron en estas labores. Esto facilitó que el desalojo de los congregados se realizara con celeridad y que las llamas fueran controladas en unas horas.

Además pocas horas después la Policía Local de Leganés detenía a una persona por ser el presunto provocador de este incendio. Casi desde el mismo momento de la detección del incendio se sospechaba de la posibilidad de que fuera intencionado, principalmente por la presencia de varios focos.

Han sido al final 15 hectáreas las afectadas por este incendio, prácticamente desde el límite de los árboles en el margen del Arroyo de Butarque que da hacia Leganés. La mayoría de este terreno se compone de pastos aunque las llamas también afectaron a estos primeros árboles en la orilla del arroyo. No podemos olvidar que esa zona suele ser un auténtico nudo de zarzas y maleza lo que quizás contribuyó a la rápida propagación de las llamas.

Confiamos en que sucesos como estos no se vuelvan a producir en nuestro barrio y mucho menos en la celebración de las fiestas. También esperamos que se clarifique la culpabilidad o no del detenido y que el peso de la ley caiga sobre él. No es para menos por provocar una catástrofe medioambiental en uno de los lugares más queridos para los fortuneros: el Arroyo de Butarque, y por haber podido ser una catástrofe también humano si los vecinos y autoridades no hubieran actuado con celeridad.

Imagen: Grupo Barrio de la Fortuna en Facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario