jueves, 6 de noviembre de 2014

Las obras del local de Cruz Roja paralizadas

Antes del verano los vecinos del barrio de la Fortuna se echaron a la calle para protestar lo que consideraban un posible deterioro en el barrio. Un local propiedad del EMSULE en la calle Lisboa (la parte nueva del barrio, junto a la piscina municipal) había sido cedido a la agrupación local de la Cruz Roja de Leganés. 

Según este colectivo y el propio Ayuntamiento de Leganés el destino de dicho local sería como base de una ambulancia y zona de estancia de los voluntarios de la agrupación así como posibles cursos. Lo cierto es que los vecinos no se fiaban ya que había filtraciones de que en realidad dicho centro sería una prolongación del que ya existe al otro lado de la M-40 y  que está destinado a la atención a drogadictos, alcohólicos y personas sin hogar. 



Esto se consideraba un riesgo si se tiene en cuenta que dicho local se encuentra a pocos metros de guarderías, colegios, institutos y pisos tutelados de personas mayores. Los ánimos del barrio estaban especialmente alterados por el reciente cierre de las urgencias del ambulatorio del barrio por parte del Ayuntamiento con el argumento de que no era necesario por el volumen de asistencias realizadas. 

Las movilizaciones de cientos de vecinos del barrio dieron como resultado un acuerdo temporal para paralizar las obras sine die. Barriodelafortu se ha intentado poner en contacto con fuentes de la Cruz Roja y del EMSULE para conocer el estado de la cuestión y la respuesta de todos ha sido la misma: las obras están paralizadas y no se tiene previsión de cambios o avances. 

Mucho nos tememos que dicho local (ahora tapiado) permanecerá así... quizás hasta las próximas elecciones municipales. El tiempo lo dirá. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario